Los muertos del Caso Gürtel

El caso Gürtel es el nombre con el que se conoce una investigación iniciada en noviembre de 2007, hace casi 10 años, por la Fiscalía Anticorrupción y denunciada por la Fiscalía en febrero de 2009 ante la Audiencia Nacional, sobre una red de corrupción política vinculada al Partido Popular, que se daba inicialmente en la Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. 

La trama estaba encabezada por el empresario Francisco Correa Sánchez, siendo aperturada gracias a la denuncia realizada por el exconcejal José Luis Peñas ante la Fiscalía Anticorrupción el 6 de noviembre de 2007, tras haber recibido más de 260 000 euros procedentes de la corrupción. 

El caso fue investigado por la Fiscalía Anticorrupción, dirigida por el fiscal Antonio Salinas, y tras la denuncia efectuada por ésta en la Audiencia Nacional, fue instruido por el juez Baltasar Garzón, hasta que eliminado del caso. Después dirigido por el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Antonio María Pedreira y finalmente recayó en el juez en comisión de servicios del Juzgado Central núm 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz.

El denominado caso Bárcenas, que constituye una derivación del Gürtel, y recoge una contabilidad B del PP fue inicialmente instruido de forma separada por el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez. Sin embargo, se planteó un conflicto de competencia y la Audiencia Nacional atribuyó también la investigación a Pablo Ruz.

Es decir, como al PP no le interesaba, tuvieron que pasar tres jueces para instruir el caso y poder dictar las pertinentes sentencias. Mientras éstas se dictaba, curiosa y fatídicamente, investigados iban muriendo (aparentemente) como son: 

  •  Juan Pérez Mora

Juan Pérez Mora era un comercial de productos dietéticos que se hizo pasar por juez. Ha sido la primera muerte relacionada con el caso Gürtel. Pérez Mora engañó al cerebro de la Gürtel, Francisco Correa, para que contratara sus supuestos 'servicios'. Se pasó por juez y le hacía creer que tenía controlados los movimientos de la fiscalía y que, además, recibía información de Baltasar Garzón, quien entonces dirigía el caso.

Se suicidó en verano de 2009 poco después de que estallase el caso.


  • Francisco José Yáñez Román

El padre del principal testaferro de Luis Bárcenas, Francisco José Yáñez Román, habría utilizado una cuenta en el banco privado suizo Lombard Odier de Ginebra para ocultar 177.973 euros pertenecientes a Rosalía Iglesias, mujer del extesorero.
Murió por causas naturales un día 24 de enero de 2014, una semana antes de declarar como imputado ante la Audiencia Nacional por un delito de blanqueo de capitales, tras supuestamente, ayudar a Bárcenas y su mujer a esconder el dinero de forma ilícita.
Era la mujer del portavoz adjunto del PP en el Senado, Tomás Burgos Beteta (en la foto), y estaba imputada en el caso Gürtel por cohecho, blanqueo, falsedad documental, malversación de caudales públicos o tráfico de influencias. Según el documento en poder de este diario, el último recurso de Rodríguez Alonso denunciaba sentirse víctima de un "Estado policiaco" que le perseguía por unos delitos que ella aseguraba no haber cometido, y le acusaba de hechos falsos.
La Fiscalía pidió para ella dos años y nueve meses, por lo que tenía fácil eludir la cárcel. Finalmente, se suicidó.


  • Maria del Mar Rodríguez Alonso

Era la mujer del portavoz adjunto del PP en el Senado, Tomás Burgos Beteta (en la foto), y estaba imputada en el caso Gürtel por cohecho, blanqueo, falsedad documental, malversación de caudales públicos o tráfico de influencias. Según el documento en poder de este diario, el último recurso de Rodríguez Alonso denunciaba sentirse víctima de un "Estado policiaco" que le perseguía por unos delitos que ella aseguraba no haber cometido, y le acusaba de hechos falsos.
La Fiscalía pidió para ella dos años y nueve meses, por lo que tenía fácil eludir la cárcel. Finalmente, se suicidó.


  • José Martínez Nuñez

Fue un personaje relacionado con el mundo de la construcción. Apareció en el sumario de la Gürtel debido a que su empresa insignia, Tecnosa, se adjudicó una carretera aparentemente de manera irregular. Fue investigado por beneficiarse de la Gürtel y por contratar a un sicario con el que estaba enemistado para acabar con su vida. El sicario contratado por Núñez se ahorcó en el año 2000 tras escribir una carta en la que reconocía haber recibido el encargo de matar a Cuiña, el empresario con el que el imputado no guardaba buenas relaciones.

En el momento de su muerte, Núñez había pasado también otra imputación en Gürtel por la concesión de una carretera de la que también quedó absuelto. No corrieron la misma suerte sus dos hijos, que ingresaron en prisión por la Operación 'Caballo de Troya'.


  • Antonio Pedreira

El 31 de marzo de 2009, el juez Pedreira asumió la instrucción del caso Gürtel después de que el juez Baltasar Garzón se inhibiese en favor del TSJM al hallar indicios contra los diputados regionales populares Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco.

La instrucción no fue sencilla: sufrió "presiones" desde diferentes ámbitos y, en julio de 2011, la Sala de lo Civil y Penal del TSJM acordó que Pedreira se inhibiera de la rama madrileña de la trama Gürtel en favor de la Audiencia Nacional. Aceptaba así un recurso de Francisco Correa, principal acusado en la trama corrupta.

Falleció el 11 de agosto de 2015 en una residencia sanitaria del norte de Madrid, donde se encontraba hospitalizado por un accidente cerebral.


  • Isidro Cuberos

Cuberos había sido imputado por el juez Ruz, que investigaba entonces el 'caso Gürtel'. Las investigaciones lo situaban en las supuestas irregularidades en contratos con del Ayuntamiento de Jerez con la trama. Según la Policía habría actuado de "intermediario" entre las empresas de Correa y personas vinculadas al Ayuntamiento de Jerez para conseguir contratos públicos. Cuberos se negó a declarar ante el juez. Las investigaciones policiales lo situaban como proveedor de supuestas facturas falsas con la trama de Correo por lo que pudo recibir una comisión de 53.355 euros.

Fue hallado muerto el 29 de octubre de 2015. Le encontraron tirado en un barranco al lado de su moto tras sufrir un accidente, tras una semana en búsqueda. Las dos sedes de sus empresas en Madrid, propiedad de Bárcenas, eran usadas por ministros y diputados del PP que vivían fuera de Madrid para así poder quedarse con las dietas que paga el Congreso.


  • Francisco Sánchez Arranz

Fue consejero de Iberia, cargo que le valió el sobrenombre de "Paco Iberia", y concejal en Boadilla del Monte junto a Arturo Panero 'El Albondiguilla'. No le llegó la citación para declarar el 2 de noviembre de 2015 por el caso Gürtel porque llevaba muerto varios meses. El juez quería que respondiera por la adjudicación de una parcela pública a la constructora UFC SA. El exconcejal popular ya prestó declaración en 2010 en esta misma causa, pero esta vez como testigo. En aquella ocasión, Sánchez Arranz reconoció que él era la persona encargada de que los hijos de José María Aznar y otras personas que contrataban los viajes con Francisco Correa pagaran los billetes en turista pero volaran en primera clase.

El juez quería que respondiese además por la adjudicación de una parcela pública a la constructora UFC S.A., en la que fue determinante la colaboración de Correa y 'Albondiguilla'.


  • Leopoldo Gómez

Leopoldo López, más conocido como "El Ingeniero" de Pozuelo falleció en 2016 cuando estaba relacionado con dos delitos de prevaricación. El juez Ruz imputó a López en la llamada "operación asfalto" del Ayuntamiento de Pozuelo, durante el gobierno de Jesús Sepúlveda. Fue citado a declarar por primera vez el viernes 13 de junio de 2014.

El exarquitecto podría haber cobrado alguna comisión, según el auto judicial, durante la "remodelación y acondicionamiento del Camino de Las Huertas y la Operación Asfalto 2004 del Ayuntamiento de Pozuelo".


  • Rita Barberá

La de Rita Barberá fue otra más en una larga de muertes que afectan a relacionados con la trama Gürtel y la financiación del Partido Popular. La exalcaldesa de Valencia ha muerto menos de 48 horas después de tener que comparecer ante el Tribunal Supremo para declarar sobre su posible pérdida de aforamiento e imputación en el caso Taula. Murió en plena investigación. La exalcaldesa de Valencia y senadora había sido relacionada con la Gürtel en 2009 cuando aún gobernaba la ciudad, después de que la Policía interceptara una conversación con el presidente de Orange Market, empresa relacionada con la trama, Álvaro Pérez 'El Bigotes'.

A pesar de que en un principio todo apuntó a que la alcaldesa había fallecido como consecuencia de la presión mediática, con miembros destacados del partido popular echando la culpa directamente a la prensa, la autopsia finalmente determinó que la política padecía una cirrosis irreversible.


  • Miguel Blesa

El expresidente de Caja Madrid tenía una condena en firme por las tarjetas black de 6 años aunque se encontraba en libertad sin fianza ya que el juez así lo quiso por un comportamiento intachable durante el suceso. Blesa había recurrido al Tribunal Supremo la sentencia dictada por la Audiencia Nacional y se había convertido en el acusado que más pena había sumado de todos los integrantes de la trama de las tarjetas black.

Por otra parte, también tenía una imputación por credito fallido al Grupo Marsans. Asimismo, también fue condenado por delito societario, apropiación indebida y falsedad documental por la compra fraudulenta del City National Bank de Florida. Tardo menos de 24 horas en pagar los 2,5 millones de euros de fianza.

Fue encontrado muerto el pasado 19 de Julio, con un disparo en el pecho, en una finca de Córdoba.



La trama ya de por sí es rara, pero observando todo esto aún lo es más. ¿Son asesinatos encubiertos? ¿Son muertes naturales? ¿Son suicidios reales? Dejemos que la población opine. 


>> Publicado por: