¿Recuerdas cómo ocurrió?

Hoy nos vamos a centrar en la memoria. Más concretamente en la memoria de testigos. Como psicóloga, es un ámbito amplio de estudio donde, cuanto mas profundizas en ella, más dudas sobre tus recuerdos (a medida que sigas leyendo entenderás por qué digo esto). Y como forense, la memoria enfocada a testigos, la psicología del testimonio... es un campo que cada vez está siendo más demandado y en el que se están especializando cuerpos de seguridad en la prevención y persecución de delitos, así como abogados, magistrados y más personas relacionadas con la administración de justicia, debido a su importancia ante la clarificación de cualquier delito.

Si nos fijamos en la palabra clave "testigo", según el diccionario de la Real Academia Española, entre otras definiciones, menciona a una "persona que presencia o adquiere directoy verdadero conocimiento de algo". Lo de "directo" no lo pondré en duda, puesto que al ser testigo se supone que debes haber presenciado de alguna forma el hecho delictivo, pero lo de "verdadero" lo dejaré en el aire. ¿Por qué? Porque la memoria nos puede jugar malas pasadas. Y en estos casos puede que no solo a nosotros, sino también a un tercero.

Como premisa inicial te diré lo siguiente: rechaza la vieja concepción de que la memoria es como una cinta de vídeo o como una grabadora de alta tecnología que lo graba todo con precisión. Tal y como señala Loftus en el video que adjunto: "la memoria funciona más como una pagina de Wikipedia. Puedes ir y cambiarla, y también pueden hacerlo otros".

El quid de la cuestión entonces, tal y como señala Manzanero (2010), es: ¿Cómo se le pregunta a un testigo para que proporcione toda la información y además sea exacto?

Es aquí donde debemos tener en cuenta diferentes factores relacionados con cómo almacenamos los recuerdos en la memoria:

1- Elevada activación: en situaciones de elevada ansiedad y estrés, como puede ser estar en presencia de un delito, pueden existir muchas dificultades para recordar lo observado hasta el extremo de inhabilitar a un alto porcentaje de testigos.

2- Información posterior: hace referencia a la información que recibe el testigo con posterioridad al evento visionado. Debemos tener en cuenta que cada vez que se recuerda un evento, se reconstruye ese recuerdo y éste puede alterarse por otros eventos que se den, otros contextos similares, sugerencias de otras personas o el hecho de intercambiar información con otros posibles testigos, así como por el constante bombardeo que recibimos por parte de los medios de comunicación ante determinados casos.

3- Interrogatorio: la forma en la que se produce la declaración o testimonio condiciona también la exactitud del mismo. Está demostrado, por ejemplo, que el realizar el interrogatorio a través de una narración libre por parte del testigo hace que se obtengan menos errores en la declaración, pero a cambio se obtienen menos detalles del suceso; mientras que si el interrogatorio se produce a través de preguntas cerradas y dirigidas, éstas pueden modificar el recuerdo del suceso por lo que se obtendrán más detalles del mismo pero a cambio, podremos obtener mayores errores en esa declaración, lo que finalmente la hará menos viable.

Estos factores mencionados es información muy general. Si nos pudiéramos extender, este tema da para páginas y páginas (sólo tenéis que intentar hacer una pequeña búsqueda a través de nuestro querido Google y ver todos los escritos disponibles sobre la materia). Pero el mensaje que me gustaría dejar claro es, que lo que parece tan sencillo como "contar algo que has visto" puede no ser todo lo fácil que creemos. Por ejemplo, veamos lo complicado de hacer una identificación precisa. Al final de este artículo, en la sección de anexos he añadido un documental interesante que aborda este tema, El quinto por la izquierda. En el mismo, la experta en Psicología Forense Margarita Diges realiza un experimento muy interesante en una de sus clases en la facultad. Se puso un vídeo donde se simulaba un tirón de bolso en una pantalla de televisión y en éste se enseñaba la cara del ladrón, a plena luz, durante más tiempo que en un delito real. Después se pidió a los alumnos que identificaran en rueda de reconocimiento al del tirón. Las condiciones de estos supuestos testigos eran óptimas: no estaban sometidos a estrés y sabían desde el principio que se iba a poner a prueba su memoria. En la primera rueda de reconocimiento no aparece el autor del tirón entre los posibles culpables y aún así, el 55% del alumnado aseguró no haberlo visto, mientras que el resto (45%) señala por error a otra persona como autor. En la segunda rueda de reconocimiento, en la que sí aparece el autor del tirón que vieron en el video, el 42% de la clase señala correctamente a la persona , el 35% señala a otra persona y el resto (33%) se equivoca diciendo que el autor no aparece entre los cuatros sospechosos. Además, no todos los que aciertan en la primera rueda de reconocimiento anterior aciertan de nuevo en la segunda. En realidad, al final del experimento solo 11 de los 31 alumnos que componen la clase aciertan en las dos ruedas. Esto significa que entre el 45% y el 65% señaló a inocentes. Si esto ocurre ante unas condiciones de exposición del delito y del testigo óptimas para poder obtener un recuerdo "fiable" y en un espacio de tiempo corto, imagínate lo que puede ocurrir si este recuerdo lo intentamos recuperar horas e incluso días después del suceso habiendo sido éste elevadamente estresante para el testigo: los porcentajes de error, por desgracia, se elevan. De todos es conocido el Proyecto Inocencia, famoso en EEUU. En el mismo podemos mencionar que de las 280 personas condenadas por violaciones que fueron exonerados gracias a este proyecto en las últimas décadas, más de las tres cuartas partes incluían una identificación equivocada.

En pocas ocasiones vamos a encontrarnos con el "testigo ideal": de memoria prodigiosa, capaz de describir hasta el más mínimo detalle cada cosa vista que pueda ser importante para la investigación. En la mayoría de los casos, los testigos no recuerdan bien, cometen errores, olvidan describir lo más importante o no están dispuestos a colaborar tanto como a los investigadores les gustaría. La pregunta sería entonces porqué un testigo se empeña y afirma sin lugar a dudas que está convencido de que es esa persona y no otra la culpable (aún demostrando todas las pruebas que es inocente). En muy pocos casos se miente a sabiendas, lo que ocurre es que las víctimas están seguras de que esa persona fue quien les agredió. Ya le han puesto esa cara al delito y ahora, incluso cuando lo recuerdan, lo hacen pensando en el rostro del que es inocente. Es, lo que llamamos, una distorsión de la memoria.

Publicado por:

Silvia P. Aguilar
Silvia P. Aguilar


  • BIBLIOGRAFÍA:

- Cebeiro, M. (2010) "La memoria es un mal testigo". Periódico El Pais. Artículo que apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de febrero de 2010 y recogido de:

https://elpais.com/diario/2010/02/07/sociedad/1265497201_850215.html#

- Manzanero, A.L. (2010): Memoria de testigos: Obtención y valoración de la prueba testifical. Madrid: Pirámide.

- Mira, J.J y Diges, M. (1991). "Psicología del testimonio: concepto, áreas de investigación y aplicabilidad de sus resultados". Papeles del psicólogo, 48. Recogido de:

https://www.papelesdelpsicologo.es/resumen?pii=484

- Querejeta, L.M (1999). "Validez y credibilidad del testimonio. La psicología forense experimental". En Eguzkilore, 13. 157-168. San Sebastián. Recogido de: https://www.ehu.eus/documents/1736829/3343253/Eguzkilore%2B13-12.%2BQuerejeta.pdf

- Real Academia Española. (2001). Diccionario de la lengua española (22ª ed.). Consultado en https://www.rae.es./rae.html

- Sobran Fernández, J.: "La toma de decisiones judiciales: El Impacto de los testimonios". En La Criminología Aplicada. CGPJ. XV (1997). Madrid.

  • RECOMIENDO:

  • Charla TEDx Elisabeth Loftus nos habla de la Ficción de la memoria: https://www.ted.com/talks/elizabeth_loftus_the_fiction_of_memory/transcript#t-831321
  • Charla TEDx Scott Fraser nos habla del problema con el testimonio de testigos: https://www.ted.com/talks/scott_fraser_the_problem_with_eyewitness_testimony?language=es#t-1101690
  • Documental "El quinto por la izquierda" de RTVE: https://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-5-izquierda/164352/