Mindhunter: esta sí que es serie para criminólog@s

La persona que estudia criminología, al igual que quien estudia otras carreras, se identifica por llevar siempre manuales de todo tipo de disciplinas, además de leer ávidamente artículos científicos para solidificar sus conocimientos. Atendiendo a esta realidad, desde Crimina Fact queremos hacer un servicio distinto con este artículo, demostrando que se puede aprender con la ficción. Así que deja los manuales un momento, enciende la pantalla y empieza a reproducir Mindhunter.

Esta serie relata la historia de los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench, que junto con la Dra Wendy Carr, empiezan a hacer entrevistas en las cárceles a los asesinos en serie de los Estados Unidos para elaborar unos perfiles y adelantarse a los acontecimientos en los siguientes que se puedan cometer. Esta serie se inspira en la historia real del estudio que hicieron los agentes del FBI John Douglas (H. Ford en la serie) y Robert Ressler (Bill Tench), junto con la Dra Ann Burgess (Dra Wendy Carr) en los 70, en el cual acuñaron el termino asesino en serie y también establecieron unas pautas de comportamiento de estos individuos.

Además de la calidad en cuanto a historia que tiene la serie, también aporta tres componentes que creo que son valerosos destacar pues enriquecen mucho a la historia.

Modernización de un cuerpo de investigación policial

El contexto de los años 70 en EEUU se puede resumir en Guerra Fría y revolución cultural. Cuando en la sociedad civil empezaban a surgir nuevos movimientos como la oposición a la guerra, pro derechos de las personas negras y de revolución sexual, se presenta al FBI como una institución rígida, impregnada de los valores morales tradicionales del país, y garante de ellos en el desempeño de sus funciones. El hecho de comenzar una investigación científica en el campo de la personalidad de los asesinos hace florecer la necesidad, no solo de saber la escena para adelantarse al siguiente movimiento y detenerlo, sino la prevención con una actuación prematura en individuos con signos de llevar a cabo actos de este tipo en un futuro. También a hacer un nuevo planteamiento de temas como el sexo, los núcleos familiares y las relaciones interpersonales, factores clave en los sucesos vitales de los individuos que perpetraron esos actos, lo cual era necesario incorporar a la plantilla a profesionales de distintos campos de estudio como la psicología. De únicamente dedicarse a la actuación, el FBI empieza a dedicar esfuerzos a la prevención de más casos.

La formación y el estudio de los casos es esencial para la actuación de un cuerpo policial.
La formación y el estudio de los casos es esencial para la actuación de un cuerpo policial.

Necesidad de la unión de disciplinas para la investigación

Para estudiar un fenómeno tan complejo como la mente de un asesino en serie es muy necesario tener conocimientos de diferentes disciplinas. A la gran base psicológica se unen estudios del ámbito de la sociología. Durante la visualización se podrán apreciar referencias a conceptos como la anomia de Durkheim o el desarrollo de los estudios de Zimbardo o Goffman en cuanto a la prisión.

La serie recalca la gran productividad en estudios sobre el tema durante esa época, y cómo influye en la investigación de este fenómeno.

La Dra Wendy Carr lidera la investigación junto a los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench.
La Dra Wendy Carr lidera la investigación junto a los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench.

Peligros a los que se expone la persona que entrevista

Ciertamente, entrevistar a individuos que han cometido actos tan atroces y revivirlos junto a ellos es una tarea cantante dura sobretodo en lo psicológico, pues se enfrenta a una realidad que se escapa de la vivida y le transporta a otra en la mente del asesino. Ante tal situación, la persona que entrevista se expone a diferentes peligros, como que haya una contratransferencia, donde los deseos o pensamientos del agresor se transfieren a la persona que entrevista y adopte actitudes en cuanto a lenguaje y procedimientos, que alimenten aún más las fantasías de los hechos en los propios autores, para así sonsacar aún más información. La pérdida de objetividad es el mayor peligro, pues como decía Nietzsche: "Quien con monstruos lucha, cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras larga tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti".

Una buena comunicación, el respeto o controlar el tiempo de charla son herramientas fundamentales para tener éxito en una entrevista incluso con el peor de los asesinos.
Una buena comunicación, el respeto o controlar el tiempo de charla son herramientas fundamentales para tener éxito en una entrevista incluso con el peor de los asesinos.

En suma, Mindhunter es una serie altamente recomendada para toda persona entusiasmada por la criminología o el criminal profiling pues, dentro de la ficción, hace un recorrido esencial sobre la necesidad del uso de nuestra disciplina como herramienta de estudio y de acción ante los casos más inexplicables que salen de los rincones más oscuros del ser humano.

Publicado por:

Javier Andrés C.
Javier Andrés C.