Nepotismo, un mal argentino

"...Cuando hay burocracia y obsecuencia, hay mediocridad..."

El nepotismo es la preferencia que tienen algunos funcionarios públicos para dar empleos a familiares o amigos, sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o alianza. Según Murídicas, ​ en países donde se ejerce la meritocracia (en su concepción de darwinismo social), el nepotismo es generalmente negativo y se considera corrupción. Viene determinada por el propio empresario, propietario y gestor de los bienes de producción, en su propio interés y provecho. De acuerdo con el numeral 2 del artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país". Por lo que el nepotismo violenta el derecho humano de acceso a funciones públicas de todos aquellos que se ven privados de oportunidades para competir justamente por un cargo público.

Dr. Carlos Antonio Romano
Dr. Carlos Antonio Romano


-En una breve entrevista el Dr. Carlos Antonio Romano nos brinda una visión interesante sobre el problema del nepotismo en Argentina, con un enfoque basado en sus años de experiencia trabajando en el interior de la estructura de la Justicia.

"... hacemos malos equipos..."

CF: El favoritismo, el amiguismo, la influencia de la política partidaria y las manos de los famosos "punteros" en todos los ámbitos, en especial en el Poder Judicial y en el Ministerio Público ¿están afectando el acceso del ciudadano común a la justicia y también a los cargos en los diferentes organismos?

-Entiendo a qué te refieres y creo que, verdaderamente, parece ser la base de constitución de la versión argentina en cuanto a estructura de Poder y de Estado.

Podría llegar a explicarte o diagnosticarte la razón, no es más que encontrar algún margen de confiabilidad o de lealtad en personas de la familia o amigos directos, pero la verdad que, más allá del nepotismo, la valía técnica y la sabiduría de las personas, no tiene que ver más que con vínculos en el tiempo, providenciales, totalmente distanciados de aquello que todavía proclamamos como confianza en la sociedad o comunidad dispersa, enojada entre si y susceptible de traiciones de lo más directo y cercano.

Creo que tiene que ver con una comunidad sumida en el temor y ,como mucho de lo que escribo en mis libros o digo cuando conferencio, con mucho "adultocentrismo", es una marca más de la involución, tanto emotiva o inteligente- emocional, en la que decrecemos cuando vamos haciéndonos adultos.

Recuerdo cuando era niño y con mis amigos jugábamos al futbol, hacíamos ese "pan y queso" para ver a quién le tocaba el turno de elegir los jugadores y créeme que no se elegía al más amigo, sino al más habilidoso. El "pan y queso" de los niños muestra que para armar el equipo tienes que pensar en el más habilidoso, y no descartarlo para poner a los más cercanos. De modo que te diría que el tema del nepotismo o de los amiguismos son una construcción falsa, porque los tiempos cambian, cambian los niveles de lealtades, sabes que esto va detrás de intereses y es una comunidad formada por el crecimiento del poder y la estructura de especulación, pero si nos paráramos a ver desde afuera, queda demostrado que esa especulación es errónea y está llevando a, justamente, generar poder, detrás del poder burocracia y obsecuencia y cuando hay burocracia y obsecuencia hay mediocridad, en conclusión, hacemos malos equipos, es muy de nuestra naturaleza social, de nuestra anomia y ojala la podamos cambiar.

CF: Pareciera que esto se presenta más en los escalones de abajo, y acepto que algunos "acomodados políticos", se toman el tiempo de capacitarse y mejorar su servicio, pero no todos, y ahí entra esto de la mediocridad que usted menciona, muchos quieren un cargo o trabajo en la justicia por intereses económicos y no por el deseo de aportar algo positivo en la sociedad. ¿Cuál es su impresión al respecto?

-Hay gente buena y gente mal predispuesta en todas partes, conviene hablar de sistemas o modalidades.

Creo que debemos cambiar las modalidades, que el esquema del acomodo y el nepotismo deben desalojarse y no concentrarse tanto en hablar de una persona o aquella o la otra, sinceramente hacer una cultura o una contra cultura desde lo que, como comunidad, queremos seguir haciendo en adelante.

CF: Esto es una parte de lo que me preocupa, lo otro es el Estado actuando frente a la demanda de justicia, y creo que en este aspecto se hacen diferencias, principalmente entre clases sociales.

-Hasta el almacenero lo hace, atiende mejor a una persona bien vestida que a otra en estado de necesidad, la justicia no escapa a esto, el problema es que ella tiene un rigor de responsabilidad mayor, o sea que el libre acceso a la justicia implica una mejor inclinación y predisposición hacia la atención del cliente que tiene por excelencia toda defensa de Derechos Humanos, es decir, los vulnerables.

CF: ¿Cree que esta diferencia a la hora de obtener justicia está influenciada por la política partidaria?

-La política partidaria no escapa para nada a la desviación de estas modalidades y construcción de poder y discriminación y es, justamente la gran percepción del lobista, no es uno que genere mejor racionalidad de recursos hacia zonas de servicios, sino hacia zonas de construcción de poder, de modo que esto conviene revisarlo también como modalidad necesaria en una contracultura, basada en la necesidad de un contra sistema.

CF: ¿Hay manera de cambiar esta tendencia en Argentina?

-Creo que en los cambios de paradigmas realmente se fortalece y va a ser efectivo cuando todos seamos contraculturales, es decir, cuando estemos inclinados a cambiar los patrones socioculturales, de modo que, si, la política partidaria así concebida, en este momento está afectando porque en su modalidad, sin perjuicio de las ideologías, de los pensamientos y de la necesidad de organizar el derecho que todos tenemos, está respondiendo a una modalidad inadecuada.

Dr. Carlos Antonio Romano y Lda. Milagro Nuñez
Dr. Carlos Antonio Romano y Lda. Milagro Nuñez


En el marco de la Diplomatura de Abogado del Niño, dictada por el Dr. Romano en el Colegio Público de Abogados y Procuradores de la provincia de Salta, Delegación Tartagal, el Dr. Carlos Antonio Romano ha ofrecido esta entrevista a Criminal Fact. 


Biografía Dr. Carlos Antonio Romano

El Dr. Carlos Antonio Romano, se desempeña actualmente en función de organizaciones no gubernamentales, como asesor jurídico y legislativo en Argentina. Docente Universitario de Posgrado. Escritor. Capacitador Oficial. Mediador. Especialista en Administración de Justicia. Doctorando en Ciencias Jurídicas. Fue Magistrado en la República Argentina durante veintiséis años, Juez Laboral y luego en el cargo de Juez de Familia y Niñez. Embajador de la Nación y Emisario Presidencial en asuntos vinculados a cuestiones de Estado respecto de la niñez. Delegado Experto en La Haya. Sus actividades en favor de la infancia se declararon de interés legislativo por la Comisión de Derechos y Garantías del Honorable Senado de la Nación.

Fuentes: 

https://es.wikipedia.org/wiki/Nepotismo


Entrevista realizada por:

Milagro Nuñez
Milagro Nuñez